Región de Atacama: la Santos Rubina y su hijo Adán Godoy

Región de Atacama: la Santos Rubina y su hijo Adán Godoy

Por Vidal Naveas Droguett

Atacama nunca se cansará de aportar futbolistas de calidad a la Selección Nacional de Chile, ni tampoco historia, principalmente minera, que es de lo que más sabemos.

Adán Godoy Rubina, hijo de Aquilino Godoy y Santos Rubina, nació en el pueblito Los Loros de Copiapó, el 26 de noviembre de 1936.

Su madre, conocida como la Santitos, fue una minera excepcional, pues tempranamente tuvo que cuidar a sus once hijos. Recorrió muchas minas de Tierra Amarilla, Copiapó, Inca de oro y El Salado, pero antes trabajó como cantinera en Manto Verde, en las faenas del conocido Chute fuentes, hasta que se aburrió y se dedicó completamente a los pirquenes mineros, cargando sobre sus hombros los pesados capachos con minerales, para obtener el sustento para sus hijos. La Santos falleció en 1985 en Copiapó y está sepultada en el Cementerio Municipal de esta ciudad.

Su hijo Adán Godoy comenzó defendiendo el pórtico del club Lusitana, en Inca de Oro. Tempranamente había cortado el cordón umbilical, para transformarse con el paso del tiempo en uno de los mejores arqueros que ha tenido Chile. En su juventud también representó al club Cacrema, cuyas grandes actuaciones le valieron ser nominado a las selecciones de Copiapó y Vallenar.

En 1956 fue contratado por Colo-Colo, debutando profesionalmente en 1957, año en que fue reserva del histórico arquero Sergio Livingstone. Pero sus mejores campañas en la serie de honor las cumplió en Santiago Morning, que lo contrató en 1958. Además, jugó en Universidad Católica y Audax Italiano. En tanto, con la Selección su mayor logro fue el tercer puesto en el Mundial de 1962, torneo en el que disputó solo el último partido: la histórica victoria 1-0 sobre Yugoslavia.

El último registro en un encuentro oficial data del 23 de junio de 1979, con la camiseta de Santiago Morning, donde se retiró del fútbol ¡a los 43 años! Sus principales cualidades eran la rapidez de reflejos, la buena ubicación y la seguridad de manos.

En el trayecto que haré el próximo viernes rumbo a Huasco Alto, para el lanzamiento del libro Historia de Huasco de Joaquín Morales, si dios quiere pasaré a saludar al inolvidable Adán Godoy en Vallenar, donde reside esta figura inolvidable de Copiapó y del fútbol chileno.

Fotos: Adán Godoy y su madre, la Santos Rubina.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.